Las alemanas han empezado el Mundial de Francia 2019 con unos números excelentes. Han mantenido la portería a cero y han ganado todos los partidos de su grupo desde su debut el 8 de junio ante China (1-0). Contra España volvieron a ganar por 1-0 y ante Sudáfrica no hicieron menos: 4-0.

Ante las dudas por el fichaje de su seleccionadora (ex entrenadora de Suiza y que no pudo disputar más que unos cuando amistosos con su nuevo equipo) y tras una campaña para poner en valor la calidad de sus jugadoras y el papel de la mujer en el deporte alemán (son bicampeonas del mundo, han ganado ocho veces la Eurocopa y consiguieron el oro olímpico en 2016, entre otros muchos títulos), las de Voss-Tecklenburg, capitaneadas por su goleadora Alexandra Popp (28), consiguen los 9 puntos para avanzar a octavos como las selecciones francesa o española.

Victoria de Alemania frente a Sudáfrica – Mundial Femenino 2019 (Francia)

En los tres partidos, las germanas, mostraron una gran superioridad ante sus rivales. Orden y empuje son las claves de esta selección, que sólo necesitó 14 minutos para comenzar la goleada ante las sudafricanas, que dicen adiós al mundial sin haber podido marcar un solo gol. China no pudo pararlas a base de falta y a las españolas les faltó muy poco para rascar un empate más que merecido. Un gol psicológico antes del descanso (Däbritz, 42′), tras un despiste defensivo, condenó a las de Jorge Vilda que, a pesar de la derrota, dieron una buena imagen y hoy pueden decir que continúan en este Mundial.

La sub21 del Mannschaft

Por su parte los chavales de la sub-21 hicieron los deberes y, tras firmar un gran partido de debut ayer ante Dinamarca (3-1). Su goleador Marco Richter ( 26′ y 51′) marcó dos de los tres goles de los teutones y dio la asistencia del tercero (Waldschmidt, ’64) en un contraataque perfecto.

Selección alemana sub21 Eurocopa 2019

Los daneses jugaron sus bazas y dieron muestras de gran nivel y organización. La defensa, excepto en el error del primer gol alemán, contuvo las acometidas de los germanos. Iversen  tuvo que intervenir en más de una ocasión cantada de gol y Nelsson hizo su trabajo en el centro de la zaga. Les gusta el balón y pusieron en algún aprieto a la defensa alemana, sin embargo, tuvieron que conformarse con un gol de penalti en la recta final del encuentro. (Skov, 73′).

La sub-21 del Mannschaft dieron una imagen de equipo seria y que se postula como uno de los favoritos para conseguir el título europeo o, en su caso, revalidarlo.