Ajax de Ámsterdam
Remontar un 1-2 del partido de idaEnfrentarse al equipo más laureadoJugar con atrevimiento en el BernabéuSer fiel a su estilo hasta el final
9.5Nota media
Atrevimiento9.5
Dificultad del rival9
Escenario y competición10
Importancia del triunfo10
Juventud y talento9
Puntuación de los lectores 2 Votos
9.5

Lo que se vivió en el Santiago Bernabéu en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League entre el Real Madrid y el Ajax fue, sin duda, un punto y final al reinado blanco en Europa. Pese a traer un 1-2 de renta, el equipo de Solari no supo aprovechar la ventaja y pasó uno de los peores momentos que se le recuerda al trece veces campeón en su competición fetiche.

La afición holandesa, que ya se dejó escuchar en Sol la misma tarde del partido, fue la que terminó adueñándose de los cánticos en el coliseo blanco, sobre todo en los minutos finales. Pese a que ningún equipo va a jugar al Bernabéu pensando que va a perder, se antojaba bastante difícil que se produjera un resultado tan abultado (1-4) entre dos equipos con un potencial tan dispar.

El buen juego que mostró el conjunto dirigido por Erik ten Hag en el Amsterdam Arena no se tradujo en goles y acabó sucumbiendo ante la pegada blanca. Sin embargo, en el partido de vuelta sucedió todo lo contrario. Las dos primeras acciones de peligro del Ajax acabaron alojando el balón en el fondo de la portería defendida por Courtois. El belga tuvo mucho trabajo y evitó que la goleada fuera mayor gracias a sus intervenciones, sobre todo en la primera mitad.

Al descanso, las caras de impotencia de los jugadores del Real Madrid eran el reflejo del año que está pasando el conjunto dirigido por Solari. El entrenador argentino no ha conseguido estabilizar la situación y, pese a que inicialmente parecía que había «efecto Solari», la realidad ha sido muy contundente: el Real Madrid no opta a ningún título a día 6 de marzo.

Todo se le ponía en contra al equipo local que veía como tenía que hacer en la primera parte dos cambios obligados por las lesiones de Lucas Vázquez y Vinicius Junior. Ambos se retiraron del terreno de juego entre lágrimas, sabiendo que su equipo estaba en un momento muy delicado y que no iban a poder ayudar a sus compañeros a dar la vuelta al encuentro. Las dos bajas son bastante sensibles ya que estaban siendo los jugadores más influyentes en el juego del Real Madrid.

Lesión de Vinicius Junior en Real Madrid vs Ajax

La suerte del campeón no iba a aparecer en la segunda mitad, y el Ajax, lejos de empequeñecerse, acabó por desangrar a su rival y convertirse en la gran sorpresa para el bombo de los cuartos de final de la Champions League. Con más suspense del que suele dar el VAR, terminó por conceder el 0-3 a pesar de las protestas del madridismo sobre si el balón salió totalmente o no del campo en la jugada del gol de Dušan Tadić.

El Bernabéu enmudecía, cualquier ápice de esperanza se esfumaba y los de Erik ten Hag empezaban a verse en la siguiente ronda. Apareció Asensio en el minuto 70 para hacer el 1-3 e intentar meter miedo a los holandeses, pero dos minutos después llegaría el golpe final. Falta lateral que ejecuta Lasse Schøne que acaba entrando por el palo largo de Thibaut Courtois, que no espera un lanzamiento directo desde esa posición.

Los minutos finales solo sirvieron para ver una nueva lesión de Gareth Bale y escuchar los cánticos de la afición del Ajax que retumbaban en un Santiago Bernabéu que se fue vaciando paulatinamente tras el 1-4. A todo esto, el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, aprovecho el partido para grabar un documental desde su palco privado mientras veía como sus compañeros naufragaban en su propio estadio.

De momento Solari sigue, aunque ya suenan posibles sustitutos para su puesto, entre los que destaca un viejo conocido en el conjunto de Chamartín: José Mourinho. El portugués, que está sin equipo desde que le cesará la dirección del Manchester Unietd en el mes de diciembre. Las segundas partes han tenido poco color en la mayoría de los casos, pero nunca se sabe…

Llegó el final de la mejor etapa en competición europea que ha habido en el fútbol moderno… Un final abrupto provocado por uno de los equipos que ha abanderado el cambio del fútbol de ayer al de hoy, por un equipo que vuelve a ser protagonista en Europa manteniendo su esencia de cantera y buen fútbol.