Toni Lato jugará la próxima temporada en el PSV Eindhoven en calidad de cedido para poder demostrar que tiene nivel para jugar en el Valencia CF. El canterano ha estado a la sombra de José Luis Gayà, titular indiscutible de la banda izquierda y que apenas ha dejado minutos para el de la Pobla de Vallbona. La buena temporada del internacional español ha relegado a Lato a tener una aportación meramente testimonial en buena parte de la temporada.

Marcelino García Toral no ha terminado de confiar en el joven valenciano para rotar de forma más equilibrada en esta demarcación, sobrecargando las piernas del consolidado tercer capitán del equipo. Clara muestra de la falta de confianza en Lato, que deberá buscar minuto lejos de Mestalla si quiere seguir evolucionando como futbolista.

Pese a que inicialmente se pretendía una compra por parte del equipo holandés por un montante de 5 millones de euros, finalmente ha sido cesión. Mateu Alemany no ha querido desprenderse del lateral de la Pobla de Vallbona y prefiere una cesión que permita la vuelta del jugador al finalizar la temporada.

De hecho, antes de marcharse cedido, Lato ha firmado un nuevo contrato con el Valencia CF para prolongar su vinculación hasta 2023 y dejar el futuro cerrado, pase lo que pase en tierras holandesas.

Entre las ofertas que había sobre la mesa, la opción del PSV era la que más convencía al futbolista: «Era la mejor opción, la oferta tenia un recorrido y yo quería estar aquí, llevaba tiempo pensando en venir al PSV. Va a ser lo mejor para nosotros y tengo ganas de empezar».

Así se despedía Carlos Soler de Toni Lato, uno de sus mejores amigos dentro del vestuario ché tras culminar una temporada (la del Centenario) con un título también a nivel de selecciones (Europeo Sub21).