Santi Mina ha caído lesionado tras el partido de pretemporada que disputó el Celta de Vigo frente al CD Tenerife en Melgaço. El parte médico celtiña arrojaba tanto el estado del ex del Valencia CF como el de David Juncà. En el caso del canterano, se trata de un esguince de tobillo que le mantendrá en el dique seco al menos dos o tres semanas.

Más en concreto, Mina ha sido diagnosticado con un esguince lateral de grado II en su tobillo derecho, descartándose la posibilidad de que haya fractura. Como suele suceder en estos casos, en cuanto remita un poco la inflamación se le someterá a una resonancia magnética para determinar el tiempo que debe permanecer de baja. De hecho, la lesión de Mina es posible que le impida disputar el encuentro contra su ex equipo en la segunda jornada de LaLiga.

Se espera que su puesto lo cubra el Toro Fernández, delantero uruguayo que llegó para sustituir a Maxi Gómez. Pese a que está en una fase de adaptación, se espera que pueda empezar a aportar desde el primer momento dada su marcada personalidad.

David Juncà padece una subluxación en el hombro derecho con lesión ligamentosa y contusión ósea, según se ha podido leer en el comunicado oficial del Celta emitido a través de sus redes sociales. Se estima que el tiempo de recuperación será de entre 3 y 4 semanas, aunque dependerá de la evolución del jugador.

Ambos se unen a la lista de lesionados que ya conforman Hugo Mayo, Sergio Álvarez y Okay, habiendo salido recientemente de ella Iago Aspas. El de Moaña se ha recuperado de sus molestias y es muy probable que le veamos en el once titular frente al Real Madrid en Balaídos el sábado 17 de agosto.