El Manchester City firmó al mediocampista español Rodrigo Hernández Cascante del Atlético de Madrid por la friolera de 62 millones de libras (70 millones de euros). Una petición expresa de Guardiola que busca apuntalar la medular con más control y juego. La relación entre el Manchester City y Rodri fue una sorpresa para algunos seguidores, considerando el hecho de que no se habló mucho del movimiento. Algunos también podrían argumentar que era un jugador muy subestimado en la temporada pasada de La Liga.

Algunos también podrían argumentar que esta fue una compra sin sentido debido a la abundancia de centrocampistas y atacantes que tiene Pep Guardiola. Pero primero, habría que hacer un análisis retrospectivo para ver qué tipo de jugador es Rodri y cómo contribuyó en el campo. Que, además del hecho, Man City tiene a David Silva de calidad incuestionable pero más cerca del final de su carrera que del inicio y a Fernandinho, de 34 años de edad. Es el momento adecuado para traer a un jugador de la calidad de Rodri.

Estos son los datos de Rodri en la pasada temporada con el Atlético de Madrid en LaLiga:

  • 34 partidos jugados.
  • 20 victorias.
  • 1928 pases.
  • 91% de precisión en el pase.
  • 242 duelos ganados.
  • 41 intercepciones.
  • 70% entradas ganadas.

Para ponerlo en perspectiva, aquí están los resultados en comparación con alguien como Gini Wijnaldum que dominó el centro del campo la temporada pasada en el Liverpool:

  • 35 partidos jugados.
  • 28 victorias.
  • 1769 Pases.
  • 91% de precisión en el pase.
  • 548 duelos ganados.
  • 21 intercepciones.
  • 68% entrada ganadas.

Es bastante impactante, teniendo en cuenta que Rodri tiene 23 años, mientras que Wijnaldum tiene 28. Estas estadísticas podrían decirnos que el Manchester City acaba de contratar a un joven mediocampista prometedor que podría asociarse con Fernandinho, y luego eventualmente quitará su posición.

¿Encaja Rodrigo en el esquema de juego de Guardiola?

¡Des luego que sí! Rodri posee la mentalidad y las estadísticas del mediocampista para mostrarle a Pep lo importante que es para el equipo.

Con jugadores rápidos que lo acompañan en las bandas y en la delantera, Rodri no debería tener problemas para mover la pelota, marcar el ritmo de juego y, en última instancia, crear oportunidades. No se trata solo de virtudes ofensivas, ya que el jugador español posee habilidades defensivas también necesarias para el sistema de Pep.

No se trata solo de los títulos que han ganado, sino de la forma en que lo han logrado, jugando al fútbol de ataque en todo momento.

Rodrigo, jugador del Manchester City

Fernandinho se salió en la temporada pasada, contribuyó tanto en ataque como en defensa; Rodri complementa esto manteniendo una actitud defensiva y atacando que puede verse como el recambio del brasileño.

La capacidad de elección entre el riesgo a la hora de proponer juego o esconder el balón es otra virtud del centrocampista. Aportará mucho control al juego del City en momentos en el que los partidos se vuelvan de ida y vuelta.