El Celta de Vigo cerró ayer uno de los movimientos más interesantes de esta última semana de mercado de fichajes de verano. Rafinha llega al conjunto gallego tras renovar con el FC Barcelona hasta junio de 2021 bajo la fómula de cesión sin opción de compra, pagando un total de 1,5 millones de euros en variables. Además, el club se hará cargo de la totalidad de la ficha del futbolista, pese a que su petición inicial fue de pagar el 50%.

El futbolista brasileño estuvo en la rampa de salida desde que terminó la temporada pasada y no ha sido hasta el 2 de septiembre cuando se ha sabido su destino. Además, las lesiones de Leo Messi, Luis Suárez y Dembélé han ido retrasando su marcha ya que Valverde ha contado con él para las primeras jornadas de LaLiga 2019/2020.

Pese a que estuvo a punto de salir traspasado al Valencia CF, las discrepancias del cuerpo técnico con la propiedad (Peter Lim) terminaron por descartar el fichaje. El jugador era muy del agrado de Marcelino García Toral que buscaba un jugador que diera descanso a Parejo y pudiera actuar como interior, pero sin el visto bueno desde Singapur, el fichaje nunca se llegó a cerrar.

En medio de esa situación, apareció el Celta el último día de mercado para aprovechar las dudas y hacerse con un jugador que mejora sustancialmente el nivel competitivo de la plantilla. Además, Rafinha ya jugó anteriormente en Balaídos, reforzando la línea de fichajes del conjunto vigués de este verano con la vuelta de Santi Mina o Denis Suárez.

Análisis Biwenger del fichaje de Rafinha

El fichaje de Rafinha supone cambios en el once titular del Celta. En un principio, el carioca llega en plena forma y con capacidad para empezar a sumar desde el primer momento. No sería raro verle en el once titular de la jornada 4 en el duelo frente al Granada en Balaídos.

El principal perjudicado podría ser Brais Mendez, que podría ver como su puesto de titular se tambalea, aunque la polivalencia de Rafinha podría ubicarle también en otras posiciones. El pequeño de los Alcantara será uno de los chollos de esta semana aunque su precio ya había empezado a subir a causa de las buenas actuaciones en las primeras jornadas de liga.

El Celta se ha reforzado bien tanto en el centro del campo como en el ataque para revertir la mala dinámica del curso pasado.