1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La magia de la Copa América volvió a hacer de las suyas. En esta ocasión, fue Perú quien demostró que el tema de los favoritismo no te asegura nada en el mundo del fútbol. La selección peruana pasó por encima de la Roja, que no podrá disputar su tercera final consecutiva ni luchar por el título. Se tendrá que conformar con la final de consolación frente a Argentina, que tampoco pudo doblegar a una efectiva Brasil.

Perú buscará hacer historia frente a Brasil, en lo que parece el más difícil todavía, después de haber apeado a dos de los aspirantes al título. Ganar a la anfitriona en la final en la que será su tercera participación en el asalto al título de la Copa América. Los antecedentes juegan a su favor, ya que las otras dos finales las terminó ganando.

La selección inca hizo un partido inteligente y efectivo, y aunque todos los focos estaban puestos sobre el SuperClásico, el Clásico del Pacífico escondía mucha historia detrás. Cuentas pendientes de fase de clasificación al Mundial de Rusia en el que Chile quedó fuera tras el empate de Perú y Colombia, o rituales del pasado en el que todo valía. Con todo ello, el balón rodó en el estadio de Gremio Arena en una primera parte en la que la Bicolor dejó sentenciado el partido.

El primer gol llegó en el minuto 20 tras un saque de esquina en el que Edinson Flores enganchó un zurdazo perfecto que penetró en la moral chilena. Todos los planes de Rueda se venían abajo, tocaba remar para remontar en un escenario en el que sus jugadores no se estaban sintiendo cómodos con la presión de su rival.

Chile no conseguía tener el control del juego, sin aportar orden en ninguna de las dos áreas. De hecho, aún estaban intentando encajar el primer tanto cuando un error en la salida de Arias provocó el segundo tanto para los incas. Carrillo aprovecharía el regalo del portero rival para asistir a Yotún, que acomodando el balón con el pecho enviaría el balón al fondo de las redes. Se doblaba la ventaja y el reto se volvía cada vez más difícil para la vigente campeona.

El resultado no pesaba sobre los jugadores de Ricardo Gareca, que en ningún momento vieron peligrar el marcador pese a las acometidas de Chile. Ni siquiera el cabezazo que terminó siendo repelido por el palo o el paradón de Gallese impidieron que el orden defensivo peruano se desestabilizara.

En pleno ataque a la desesperada apareció la puntilla final que certificaba el pase de Perú a la final de la Copa América 2019. Un balón en profundidad lo aprovechó Guerrero que después de driblar a Arias, remató a puerta vacía el 3-0. Aún habría tiempo para ver como Gallese le paraba un penalti a Vargas, en una noche para olvidar de todo el combinado chileno.

Todo por decidir en Maracaná, donde deberá repetir su mejor versión para poder optar al título de campeón de América.