Marcelino García Toral ha solicitado a la dirección deportiva del Valencia CF que el cuarto central de la plantilla sea Víctor Laguardia. El veterano futbolista del Alavés ya fue pretendido por la entidad ché en el mercado de invierno del curso pasado pero las altas pretensiones económicas del conjunto vitoriano hicieron desistir. Se optó por concretar la cesión de Roncaglia como alternativa temporal ante la marcha de Murillo al FC Barcelona.

Uno de los principales inconvenientes puede ser de nuevo el precio. El Valencia no quiere hacer una inversión fuerte en esta posición cuando ya cuenta con 3 centrales del agrado del entrenador. Además, el Alavés no tiene la necesidad económica de vender y debería buscar un sustituto de garantías que supla a uno de sus jugadores más importantes.

Para Laguardia, puede ser su último tren para poder jugar la Champions League y dar el salto a un equipo top. A sus 30 años, llegaría en plena madurez futbolística tras completar dos campañas a un nivel muy alto. Tiene contrato con el Alavés hasta junio de 2022 tras haber acordado su renovación en diciembre del año pasado.

Las lesiones de Garay y la juventud de Diakhabi son los principales motivos para fichar a un defensa de garantías que pueda jugar al más alto nivel. El conjunto de Mestalla afronta una temporada más exigente con 4 competiciones por delante y la obligación de volver a entrar Liga de Campeones para consolidarse en la élite del fútbol.

La alternativa al central maño es Nicolás Otamendi. El central juega actualmente en el Manchester City, equipo con el que firmó hace 4 temporadas y en el que parece no tener sitio con Laporte y Stones como titulares. Sin embargo, tanto el salario como la cifra de traspaso son inaccesibles para un Valencia CF que debe ajustar al fair play financiero.

A falta de menos de dos semanas para que empiece a rodar el balón en LaLiga Santander 2019/2020, faltan por cerrar varias posiciones en el equipo ché y el técnico asturiano aprieta. Se pretende la incorporación de un lateral izquierdo (Salva Ruiz no ha pasado el corte), un jugador que dé descanso a Parejo (se habla Rafinha como principal alternativa) y un delantero que complete la línea de ataque (Manu Vallejo sigue a prueba) a falta de que se concrete la salida de Sobrino.