Se volvieron a encender las alarmas en el Camp Noy con Leo Messi. El ’10’ del FC Barcelona volvía a la titularidad tras estar un mes y medio fuera de los terrenos de juego por una lesión en el sóleo y solo aguantó 45 minutos sobre el terreno de juego. El propio Ernesto Valverde desveló al término del encuentro frente al Villarreal (2-1) que el argentino padece pequeñas molestias en el abductor del muslo izquierdo.

De hecho, no se quiso correr ningún riesgo y tras pasar por los vestuarios, entró Ousmane Dembélé sustituyendo a Leo. El francés, que también volvía tras estar lesionado, cuajó una gran segunda parte, con varias acciones que demuestran que es un jugador muy válido para el ataque blaugrana.

Pero poco le bastó a ‘la pulga’ para dejar su sello en el partido. En el minuto 5 asistió a Griezmann en el 1-0, poniendo un buen balón en el primer palo, además de entrar bastante en juego hasta 30′. Fue entonces cuando el astro argentino notó las primeras molestias en su pierna izquierda, yendo al banquillo para ser atendido. Pese a que volvió al césped, en cuanto el árbitro decretó el final de los primeros 45 minutos, enfiló los vestuarios sabiendo que su partido se había terminado.

Messi no tuvo el descanso necesario tras recibir el premio The Best

Además, se dio la casualidad de que el Barça solicitó aplazar el encuentro debido a la entrega de premios de la gala The Best debido a que Messi tuvo que asistir para recoger el premio al mejor jugador de la temporada pasada. El propio Tebas aclaró que aplazar el partido afectaría a otros 11 partidos, rechazando la petición.

“Cuando le pasa algo a Messi se para todo el mundo. Son unas pequeñas molestias en el abductor y hemos preferido no arriesgar. Vamos a ver mañana. No queríamos tomar un riesgo ahora que sale de la lesión”

Ernesto Valverde

Recomendación Biwenger con la lesión de Messi

Leo Messi sigue siendo una incógnita en este arranque de LaLiga 2019/2020. El que fuera el mejor jugador de la temporada pasada, no ha podido mostrar de momento su mejor nivel debido a la lesión que padeció en pretemporada. Tras su vuelta, se esperaba que empezara a mostrar todo su potencial, pero poco a durado. Las molestias en el abductor del muslo izquierdo han vuelto a encender las alarmas de los entrenadores en Biwenger que tienen al argentino en su equipo.

De momento, hay que espera un poco para ver si se trata de una recaída o, simplemente, un susto. Dada la calidad de Messi, te recomendamos que aguantes al capitán culé hasta que se sepa el alcance de esas molestias, ya que no parece que sea grave.