Argentina da un nuevo paso en la Copa América 2019 y se planta en semifinales tras ganar (2-0) a Venezuela gracias a su gran efectividad. Parece que Lautaro Martínez se ha convertido en el mejor socio de la dupla Messi-Kun Agüero, que está convirtiendo en gol casi todo lo que pasa por sus botas. Pese a que no está siendo la Copa América del ’10’ argentino, la Albiceleste está yendo de menos a más.

Los goles de Lautaro Martínez y Giovani Lo Celso pusieron en bandeja el Brasil-Argentina, el Clásico de este torneo y uno de los partidos de selecciones por excelencia del fútbol mundial. Para ello, Scaloni ha recurrido a su décimo tercera alineación diferente en la que sigue buscando que la selección no dependa tanto de Messi. De momento, la aportación en ataque del jugador culé está siendo más discreta que a lo que acostumbra.

Argentina entró en el partido arrollando a su rival, generando hasta un total de cinco ocasiones claras en los primeros 10 minutos. Casi todas a balón parado, como lo fue el tanto de Lautaro, tras córner botado por Messi, rematado en primera instancia por Agüero y alojado en las redes por el ’22’ de la Albiceleste.

Tras el gol, Argentina perdió la iniciativa del juego con el paso de los minutos, aunque eso nunca se tradujo en peligro real en la portería de Armani. Aún habría tiempo para ver como Rosales sacaba una clara ocasión a Lautaro que evitaba el 2-0 en la primera parte.

Tras el descanso, se repitió el dominio sin profundidad de la Vinotinto que a partir del minuto 71 empezó a apretar y a llegar con más claridad. Ocasión clarísima de Ronald Hernández que Armani logró desvaratar. En medio de la crecida de Venezuela fue cuando llegó la estacada final de Argentina.

Robó De Paul que cedió rápido a Kun Agüero que logró sacar un disparo seco desde la frontal. A Fariñez se le complicó el disparo y no terminó de blocarlo para que llegara Lo Celso para doblar la ventaja (0-2) de su equipo.

El partido moriría con ese resultado y con la recuperación de Argentina que ve cada vez más cerca su tercera final consecutiva de Copa América. Antes, deberá superar a uno de los favoritos al título, la Brasil de Firmino, Coutinho y compañía, aunque sin su gran estrella, Neymar Jr.