El central colombiano abandona la disciplina valencianista y pone rumbo a Italia, donde espera poder mostrar su mejor versión. Tras su discreta cesión de 6 meses al FC Barcelona donde apenas a contado con minutos, Jeison Murillo ha puesto rumbo a la Sampdoria donde espera tener un mayor protagonismo.

La operación se cierra como una cesión de un año por 2 millones con opción de compra obligatoria de otros 12M. De esta forma, el Valencia CF recupera la inversión acometida hace dos veranos liberando espacio para nuevos jugadores que deben ayudar a subir en nivel competitivo de la plantilla en esta temporada.

El futbolista, que llegó procedente del Inter de Milán la temporada pasada por 12 millones y se marcha dejando luces y sombras en lo que respecta a su rendimiento. Pese a su gran inicio de temporada, la mala racha de resultados del equipo le pasó factura con algún error puntual que no gustó nada al entrenador. Marcelino García Toral antes de irse de vacaciones que no contaba con el colombiano, como ya sucediera en el mercado de fichajes invernal.

La venta de Jeison Murillo, unida a la desvinculación de Abdennour, van allanando el camino para que los nuevos fichajes tengan sitio en el equipo. La línea defensiva necesita, al menos, una incorporación más para completar los cuatro centrales que se espera en el proyecto.

Mateu Alemany sigue cerrando altas y bajas para perfilar una plantilla que compita tanto en Supercopa de España, LaLiga, Champions y Copa del Rey.