El RCD Espanyol ha cerrado el fichaje de Fernando Calero a cambio de 8 millones de euros (1 millón más si el central llega a ir con la Selección) procedente del Real Vallodolid. El central ha firmado por las próximas 5 temporadas con una cláusula de rescisión de 8 millones. De esta forma, el conjunto perico logra conseguir uno de sus objetivos de esta ventana de traspasos tras la marcha de Mario Hermoso al Atlético de Madrid.

La operación se llevaba fraguando desde el mes de junio ya que el conjunto catalán era consciente del interés del Atlético de Madrid en Hermoso. Después de más de dos meses de negociaciones se ha cerrado el fichaje por una cantidad que se sitúa como la segunda venta más alta del Valladolid, tras la de Benjamín al Betis (12 millones).

Calero ha sido uno de los centrales más destacados de la temporada 18/19, siendo fundamental en la salvación del conjunto de Pucela. Se puede decir que es un recambio de garantías y que aportará solidez al proyecto catalán en un año en el que disputarán competición europea.

Esta es la quinta incorporación que hace el Espanyol en este mercado de fichajes tras presentar a Bernardo, Mono Vargas, Iturraspe y Andrés.

Análisis Biwenger de Fernando Calero

La llegada de Fernando Calero al Espanyol no debe cambiar su rol de central titular. Entendemos que Rubí lo ha pedido para reemplazar a Mario Hermoso y ser el referente de la defensa perica. La competencia que tendrá no debería, a priori, quitarle minutos a no ser que haya lesiones.

Las estadísticas de Calero de la temporada pasada son más que notables. Pese a que su equipo estuvo a punto de descender, el rendimiento del central fue notable y bastante regular a lo largo de las 38 jornadas de LaLiga.

Su cotización en el mercado de fichajes de Biwenger es, de momento, asequible para el rol que se le presupone. Si estás buscando un defensa de garantías, que te vaya a dar puntos y, además, que se va a revalorizar, no lo dudes.