Ousmane Dembélé vuelve a ser baja por lesión en el FC Barcelona a causa de una rotura fibrilar en el bíceps femoral del muslo izquierdo.En esta ocasión, el francés estará parado alrededor de cinco semanas en función de cómo vaya la recuperación de una lesión muscular que no es nueva ya que fue la misma que sufrió nada más llegar al conjunto culé en 2017.

La baja del francés llega en el peor momento posible ya que se une a la de Luis Suárez y a la duda de Leo Messi, que sigue entrenando al margen del equipo. Las bajas se acumulan en ataque para el técnico vasco que espera poder parar la mala racha de lesiones en este inicio de temporada.

Dembélé debutó en la LaLiga 2019/2020 en San Mamés frente al Athletic formando ataque junto a Griezmann y Suárez, que posteriormente fue sustituido por Rafinha tras lesionarse. De esta forma, es seguro que el joven extremo galo se perderá los partidos frente al Betis, Osasuna y Valencia CF, pudiendo estar disponible en la jornada 5 contra el Granada si no hay problemas en su recuperación.

Recomendación Biwenger tras la lesión de Dembélé

La lesión de Ousmane Dembélé es lo suficientemente seria como para plantear su venta. Pese a que su precio no es el de la temporada pasada, se espera que se devalúe bastante a lo largo de estas semanas ya que estará en la lista de jugadores lesionados de la jornada. Es momento de vender al ‘Mosquito’ y ver cómo vuelve para analizar si sería o no un buen fichaje en el futuro.

Además, la posible llegada de Neymar puede provocar que su participación pase a ser testimonial en lo que resta de temporada, quedando como claro suplente. Los tres puestos de ataque se repartirían entre Messi, Luis Suárez, Griezmann y Ney.

Las alternativas que maneja Valverde para sustituir al francés son el canterano Carles Pérez o Rafinha, aunque su posición natural suele ser menos ofensiva. De hecho, el brasileño está pendiente de que se resuelva su futuro en estas dos últimas semanas de verano pero de momento sigue contando para su técnico.