Parecer que el culebrón sobre cuál iba a ser el equipo de Dani Ceballos la próxima temporada ha llegado a su fin. El centrocampista sevillano jugará cedido en el Arsenal de Unai Emery por una temporada, sin opción de compra por parte del conjunto inglés. Una de las peticiones del jugador era la de seguir vinculado al Real Madrid y que no hubiera posibilidad de compra al final de la cesión.

La voluntad Ceballos de jugar y ser importante esta temporada ha sido clave a la hora de buscar destino. No le valía cualquier equipo y espera tener minutos de calidad en la Premier League este año a las órdenes de Unai Emery. Así lo describía el preparador vasco: «Es un muy buen jugador. Lo conozco desde su etapa en el Real Betis y ahora en el Real Madrid. Puede jugar de ‘ocho’ o de ‘diez».

Dani ha querido incluir una cláusula en la que se le asegure (siempre que esté disponible y sin lesiones) la participación en un número de partidos cercano a los 40. De esta forma, se asegura continuar con su progresión y no estancarse, como le ha sucedido esta temporada en la que apenas ha contado para los tres técnicos con los que ha jugado.

El Arsenal disputará también la Europa League la próxima temporada, después de haber sido finalista de la edición 18/19. Los gunners esperan poder engancharse de nuevo al tren de la Champions League e, incluso, poder optar a ser uno de los candidatos al título aunque a día de hoy se antoja bastante difícil.

El canterano bético viene de firmar un gran Europeo con la Selección Sub21, adjudicándose el torneo tras vencer a Alemania en la final. Su aportación junto con la de Fabián o Dani Olmo han sido fundamentales para proclamarse campeones y le ha servido de escaparate tanto a él como a sus compañeros de selección.

Quiero jugar 40 partidos y ser importante.

Dani Ceballos

De esta forma, se va liberando espacio para los fichajes del Real Madrid para la temporada 2019/2020. La operación salida sigue en marcha, con especial protagonismo de Gareth Bale, que última su salida del club de Chamartín tras la deteriorada relación con Zidane.