Un gol de Edinson Cavani en el 82′ decantó el partido entre Uruguay y Chile, que se disputaban la primera plaza del grupo C de la Copa América 2019. El partido estuvo muy parejo y fueron los detalles los que marcaron la diferencia en el marcador. Chile, que llegaba con pleno de victorias, no pudo emular a Colombia y será segunda de grupo.

Un partido de estas características ya se sabía que iba a estar igualado. Dos de las selecciones que aspiran al título se medían en lo que bien podría ser la final del torneo, y la tensión se pudo durante todo el encuentro. Si bien el protagonismo cayó sobre el goleador, la gran actuación de Giménez, central del Atlético de Madrid, también ayudó a conseguir el objetivo.

Una acción milagrosa en defensa de Josema en el minuto 66 de partido permitió a la selección charrúa mantener la portería a cero y poder dar el zarpazo en los minutos finales. La falta de continuidad le ha impedido mostrar su mejor versión este año con su equipo, pero si mantiene este nivel, está llamado a ser uno de los referentes del conjunto del Cholo Simeone.

Pese a que el dominio del balón fue para Chile, eso no se tradujo en un dominio del partido ya que las ocasiones llegaron en ambas porterías. La ausencia de Arturo Vidal en la medular la acusó la ‘Roja’ que no pudo contener las embestidas del rival como lo haría con el jugador del FC Barcelona en el campo.

También hubo tiempo para ver una de las acciones más insólitas de este torneo sudamericano. Luis Suárez llegó a reclamar mano del portero chileno dentro del área. Al delantero culé le traicionaron los nervios al pensar que se trataba de un defensor y no del arquero.

El más destacado del combinado chileno fue, una vez más, Alexis Sánchez. Sus apariciones en tres cuartos eran sinónimo de desborde y peligro, así como sus remates a portería, siempre llenos de intención. Pero en el equipo rival tampoco se quedaba atrás la pólvora de sus delanteros. Cavani y Luis Suárez son, posiblemente, una de las mejores duplas de delanteros del mundo. Entre los tres jugadores monopolizaron el protagonismo de las jugadas más destacadas del encuentro.

El intercambio de ocasiones se sucedían, poniendo a ambas aficiones con el corazón en un puño hasta que apareció Cavani. Un gran centro de Nández lo cabeceo de manera precisa el ’19’ uruguayo para romper la igualada y poner a Uruguay como líder del grupo C de esta Copa América 2019.

El estadio de Maracaná presenció de nuevo una victoria de la ‘Celeste’ y otro clásico moderno en Sudamérica lleno de espectáculo y emoción. En el otro partido del grupo, Ecuador y Japón empataron dejando la clasificación en bandeja a Paraguay, que será la que quede emparejada con Brasil en cuartos de final.

Sigue toda la Copa América GRATIS en DAZN