Ha sido una jornada bastante atípica en LaLiga Santander. A falta de 3 partidos para que concluya uno de los mejores campeonatos del mundo, los 4 equipos que están aspirando a la cuarta plaza han terminado perdiendo. El último billete que da acceso a la próxima edición de la Champions League está actualmente en manos del Getafe.

La clasificación transcurridas 35 jornadas cuenta con un Getafe con 55 puntos, Sevilla 55 puntos, Valencia CF 52 puntos y Athletic Club 50 puntos.

El Valencia CF era el equipo que parecía tenerlo más asequible. Jugaba en casa ante un rival que a día de hoy no se juega ni descenso ni aspira a terminar en posiciones europeas. Pese a ello, el equipo dirigido por Marcelino García Toral no ha sido capaz de marcar al meta rival y han terminado encajado en el último minuto tras un regalo en defensa. Era el primero de los pinchazos que parecía que iba a descartar de la pelea al conjunto ché, pero había tarde por delante.

El siguiente en pasar ha sido el Sevilla que visitaba al Girona en Montilivi. Partido a cara de perro ya que los de Eusebio se están jugando la permanencia y no iban a regalar nada a su rival. Tras varias ocasiones desperdiciadas, el conjunto local abriría el marcador gracias a Portu que ponía justicia en el marcador ya que el conjunto andaluz nunca acabó de encontrar su sitio en el campo y terminó con uno menos tras la expulsión de Banega por agresión en el minuto 95.

Con estos dos marcadores, el Getafe podía dar un golpe sobre la mesa y poner medio pie en el objetivo: la Champions. Sin embargo, el mal de alturas estaba rondando y en Anoeta nunca es fácil jugar como rival. La Real Sociedad controló el partido y se puso 2-0 con autoridad gracias a los goles de Willian José y Oyarzabal. Recortó distancias Samu Saiz aunque de poco sirvió. Oportunidad perdida para los de Bordalás, aunque son los únicos que dependen de sí mismos para terminar cuartos.

Sin conocer que esto iba a suceder, el Athletic Club recibía un día antes al Alavés de Abelardo en el nuevo San Mamés. Un derbi vasco siempre es sinónimo de partido igualado y así fue. Beñat adelantó a los leones dando esperanzas a la hinchada pero llegaría el tanto de Borja Bastón que tiraría por tierra las pocas opciones de alcanzar el acceso directo a la máxima competición europea.

Quedan 9 puntos por disputarse y puede pasar cualquier cosa. Lo más normal es que la cosa esté entre Getafe, Sevilla y Valencia CF que están a 3 puntos y el conjunto ché tiene el golaverage a favor en ambos casos.