Argentina logró un trabajado empate (1-1) ante Paraguay que le permite seguir soñando con esta Copa América 2019. Los de Scaloni tuvieron que remontar y acudir a la épica para no decir adiós antes de tiempo, echando por tierra las previsiones sobre quiénes son los favoritos para ganar la Copa América este año. Con una victoria ante Qatar sería raro que se quedara fuera de los cuartos de final ya que pasaría como uno de los dos mejores terceros, pero para eso debe ganar, cosa que todavía no ha hecho.

La realidad es que Argentina no está convenciendo y cualquier rival se engrandece cuando le toca bailar con la Albiceleste. Paraguay, que llegó a conceder varias ocasiones de gol claras contra Qatar, apenas sufrió frente a un equipo con jugadores como el ‘Kun’ Aguero, Messi, Di María o De Paul… Algo falla, está claro.

La fórmula de Paraguay no fue sofisticada, pero sí eficaz. Acumuló hombres en la medular para taponar el juego de su rival y aprovechó la que tuvo. Carrera de Almirón al que no pudo seguir Pereyra y pase filtrado desde la izquierda para que rematará Richard Sánchez con un tiro raso, imparable para Armani (37′). Saltaban las alarmas en el combinado argentino ya que no se esperaba nada que no fuera una victoria tras el tropezón frente a Colombia.

Tras el descanso, Scaloni dio entrada a Agüero que dio alas a su selección con sus internadas. En una de ellas y tras un control excepcional dentro del área, logró conectar con Lautaro Martínez que terminaría estrellando el esférico en el larguero. Ocasión fallida que se revisó en el VAR por posible mano de Piris, que terminó por pitar el árbitro. Messi no perdonó desde los once metros (57′) y Argentina respiraba, aunque sufriendo. El gol sirvió para activar al ’10’ que mostró su mejor versión en la segunda parte.

Minutos después, fue Otamendi quien cometería un claro penalti sobre Derlis González. La experiencia del central del Manchester City de poco le sirvió en esta jugada, más propia de un juvenil que de un jugador de talla mundial. Pero apareció Armani, que se vistió de héroe atajando el penalti a Derlis y dejando con vida a la Albiceleste.

En los minutos finales, el cambio de Almirón en Paraguay supuso un alivio para la defensa argentina, que no supo en ningún momento cómo parar al atacante paraguayo. Mala imagen de Di María, que apenas aportó y está lejos de ser el jugador que esperan de él en su país.

Tras el pitido final, Leo Messi habló sobre las posibilidades de su selección: “Estamos en una situación complicada. Hay mucha gente joven que nunca pasó por esto. Pero hay que levantar la cabeza rápido y pensar en nosotros, en que tenemos que ganarle a Qatar para clasificar. Intentaremos seguir mejorando, buscando el equipo, buscando el funcionamiento”.

Sigue toda la Copa América GRATIS en DAZN