Aymen Abdennour ha sido traspasado al Gençlerbirligi tunecino tras la previa desvinculación del jugador. Eso significa que el Valencia CF no ha tenido que pagar el año que resta de contrato (3 millones netos) que le permite a Mateu Alemany tener un poco más de margen para encajar a los nuevos fichajes en la plantilla de la próxima temporada.

El futbolista tunecino llegó a Valencia hace cuatro años en el avión privado de Peter Lim en uno de los fichajes estelares del actual dueño del equipo. El conjunto ché pagó 20 millones al Mónaco por el que prometía ser el sustituto de Nico Otamendi, aunque poco o nada se ha podido ver del jugador que deslumbró en la Ligue 1.

Abdennour y Peter Lim

Tras no dar la talla, se le buscó salida de nuevo en el mercado francés. El Olympique de Marsella consiguió la cesión de Abdennour por dos temporadas, terminando por no jugar ni un minuto en la segunda. De hecho, el tunecino llegó a jugar con el filial, que milita en la 4ª división francesa.

El club ha hecho oficial la operación a través de un comunicado difundido en redes sociales. En ellas, se ha podido ver como una parte de los aficionados valencianistas mostraban su alivio al considerar el fichaje un fracaso estrepitoso.

Con la venta de Abdennour, la operación salida va tomando forma y se espera poder acondicionar una plantilla con mayor potencial para la temporada 2019/2020.